martes, 19 de octubre de 2010

Comentarios al articulo de Marcelo Pakman: "CONOCIMIENTO DISCIPLINAR, POSTMODERNISMO Y GLOBALIZACIÓN"

Orlando Benito, psicologo clínico del Área II de Málaga, nos remite estos comentarios al artículo "CONOCIMIENTO DISCIPLINAR, POSTMODERNISMO Y GLOBALIZACIÓN: UN LLAMADO A EFECTUAR EL “ GIRO REFLEXIVO” DE DONALD SCHÖN EN LAS PROFESIONES LIGADAS A LA SALUD MENTAL", de Marcelo Pakman, publicado en la revista Mosaico Nº 13-14 y originalmente en Cybernetics and Human Knowing, vol 7,nº 2-3, 2000.

------------------------------------------------------------------------------------

"La psicología nunca puede decir la verdad sobre la locura porque es la locura la que sostiene la verdad de la psicología(...) la psicología nunca puede dominar a la locura (...) porque la psicología se hizo posible en nuestro mundo sólo cuando la locura había sido dominada y excluida del drama. Y cuando reaparece en ráfagas y gritos iluminadores, en Nerval y Artaud, Nietschze o Roussel, es la psicología la que permanece en silencio, sin palabras, ante este lenguaje que toma prestado un significado propio a partir de esta trágica escisión de esa libertad, que, para el hombre contemporáneo, sólo la existencia de los “psicólogos” le permite olvidar. Michel Foucault ( 1987,p. 37,87)



Packman inicia su artículo con esta cita. Foucault consideraba que la clasificación científica perseguía designar y separar grupos de personas cómo normales o “anormales”. Las prácticas “divisorias” y la “ clasificación científica” eran, según focault, dos formas de un proceso de cosificación del sujeto. Las disciplinas crecieron contrastando normalidad con patología, delineando un campo legítimo para sí mismas. Las prácticas terapéuticas también son herederas de esas prácticas divisorias. Según este autor, La locura se fue construyendo socialmente cada vez más como enfermedad mental, y la psicología fue un instrumento en este proceso. Así pues, la psicología está condenada a entender pobremente a la locura y a la “sinrazón”, porque nació como resultado de la exclusión de la locura, que apenas sobrevive todavía en manifestaciones artísticas.

La evolución lleva al “Modernismo” que asumía que detrás de la realidad observable que se estudia hay una estructura subyacente de la cual no eran conscientes los actores de la conducta.

Algunos conceptos que se volvieron centrales en la psicología y en la psiquiatría disciplinar habían tenido significados previamente interaccionales y sistémicos que evolucionaron a lo largo del tiempo para adquirir significados más congruentes con el espíritu moderno. Tomemos, por ejemplo, el caso del término “ delirio”. En los tiempos del Imperio Romano las técnicas de cultivo se expandieron y unificaron. Por razones económicas, Roma se interesó en supervisar cómo los campesinos aplicaban estas técnicas para que los campos fueran más productivos. La imagen de grandes territorios atravesados por los surcos de los cultivos se convirtió en una visión habitual del paisaje. en latín estas líneas paralelas de cultivo se llaman Liria. Cada línea era un lirium. Quienes no eran capaces de seguir las liria cuando sembraban de decía que se iban de-liria, es decir, fuera de las liria. El campesino incapaz de seguir el lirium, sufría un de-lirium. Esta es la raíz etimologica de la palabra delirio, tan central en la psicopatología. La persona que sufría delirios era la que, incapaz de seguir las directrices del supervisor, incapaz de seguir la técnica, estaba socavando, a propósito o no, la economía del Imperio. Era un problema económico y social... Algunas de las causas observadas de esta conducta ( Delirium) eran: intoxicación, incapacidad para comprender, locura o mala voluntad. Nada había en el concepto de delirio que implicara una falta de contacto con la realidad o un proceso interno del individuo. Era un concepto social, económico y político, no ontológico o médico.

Patrones similares de evolución se encuentran en otros conceptos como “conciencia” que lejos de su significado original de “ conocer juntos”, pasó a describir un conocimiento solo accesible a uno mismo o SELF.


Continúa el artículo con la descripción de los modelos epistemológicos técnico-racionales hasta llegar al postmodernismo actual que según lyotard designa: “ el estado de nuestra cultura a raíz de las transformaciones que, desde el final del S. XIX, han alterado las reglas del juego de las ciencias, la lilteratura y el arte ”. Señala una “ incredulidad hacia las metanarrativas” y la destrucción del proyecto de alcanzar la universalidad según el espíritu del modernismo ( Lyotard, 1993).

Si todas las metanarrativas, incluidas la Justicia, la Ética y la razón, tienen una historia, están entonces cultural y temporalmente localizadas, y no son los valores eternos que el modernismo había asumido que eran. Ya no podemos invocar a ninguna de estas Ideas como estrategias legitimadoras universales de los discursos que modelan nuestras vidas cotidianas. Nos queda un mundo de narrativas que compiten entre sí, ninguna de las cuales podría decirse que jerárquicamente está por encima de las otras. No hay un fundamento sólido para la experiencia humana, no hay una verdad subyacente. La historia es sólo un mito de origen, construido retrospectivamente según los intereses políticos y sociales del presente. Las posiciones éticas no pueden estar sustentadas apelando a principios incuestionados que guíen nuestra conducta. La objetividad, como algo que se corresponde con una realidad independiente, tiene que ser reemplazada por un consenso entre los participantes, con ventajas pragmáticas para la acción en un dominio determinado.

El Constructivismo en su forma cibernética de segundo orden, y el construccionismo social, son dos movimientos nacidos a la sombra del espíritu postmodernista. (...)

El principio que dice que “ la enfermedad mental es una enfermedad del cerebro” es un ejemplo de esa narrativa reforzada por poderosos laboratorios que manufacturan psicotrópicos y por la propaganda de los medios de comunicación. (....)

Globalización

La globalización no es , sin embargo, un proyecto para el cual vivi o hacia el que vivir; es un proyecto en el que vivir que ya nos rodea.

Las tendencias globalizadoras han traído un alto grado de homogeneización, en las prácticas institucionales incluyendo las instituciones de salud mental. Ha emergido una jerga nueva con palabras cruciales que identifican a aquellos que se deslizan en la nueva ola, luchando por mantenerse “ competitivos” dentro del sistema: los asesores organizacionales prescriben la “ re-ingeniería” para todas las instituciones poniendo como meta la “ optimización de recursos con contención del gasto ” y la alineación con las tendencias dominantes(...)

Una vez que las prácticas específicas se homogeneizan en las instituciones de salud mental comités clonados ( homogeneizados) deciden cuales son las credenciales correctas para ejercer una profesión para “ asegurar la calidad” del trabajo a través de equipos multidisciplinares e intentan implementar prácticas de “ resultados medibles “ basadas en fundamentos científicos. Estas prácticas comienzan con planes de tratamiento y operan sobre diagnósticos bien definidos, reembolsables por las compañías de seguros de salud y finalizan con las encuestas de satisfacción del cliente. Aunque racionalmente justificadas como “medidas de mejora de la calidad de la prestación de servicios”, podemos ver que: los comités de garantía de calidad y los equipos multidisciplinarios terminan frecuentemente unificando y perfeccionando la documentación que se convierte en el verdadero territorio del trabajo clínico, congruentemente con el presupuesto legal de que lo que no está escrito no ocurrió.

Medir los resultados requiere, de nuevo, una confianza en entidades clínicas bien definidas que también promueven el papeleo, de modo que la investigación cualitativa que podría traer alguna racionalidad permanece al margen de todo el proceso. Las nuevas generaciones de terapeutas están siendo guiadas por estos senderos de papeles que van reemplazando los antiguos modelos disciplinarios de terapia y expulsan los intereses posmodernos de salud mental.

Los médicos entrenados ahora casi exclusivamente en farmacoterapia...aplicando procesos de pensamientos simplistas del tipo árbol de decisiones como procedimiento de identificación y tratamiento de signos y síntomas. Representantes de los laboratorios que fabrican psicotrópicos han adoptado un estilo más agresivo en sus visitas a los médicos para influir abiertamente en el proceso de toma de decisiones... Estas intrusiones son legitimadas por algunos artículos científicos en los que la neurobiología se limita a los efectos abstractos de los neurotransmisores, sin ninguna consideración respecto a la naturaleza encarnada y compleja de la práctica clínica. Innumerables programas de entrenamiento suplen la legitimidad academica enseñando “ lo que ud. Tiene que saber actualmente”. En el mundo académico, los comités clonados unifican los programas de grado y de posgrado de psicología, de terapia familiar y de psiquiatría, cerrando un lazo que entrena a los profesionales como copias clónicas sin mayores desviaciones respecto al conocimiento/poder requerido. Los procesos de acreditación están guiados, frecuentemente,por intereses políticos o discriminatorios.

El resultado final es un sistema que premia la similaridad y la conformidad con las prácticas diseñadas oficialmente, que no son impuestas desde arriba, sino entusiasticamente adoptadas por cada trabajador cuya mente ha sido formateada por el sistema dominante.”

6 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Buenísimo

Anónimo dijo...

Espero os guste, Creo que Marcelo expresa bien la situación actual y está en una posición como para poder decirlo. Nada más leerlo pensé en el blog

Jose Valdecasas dijo...

Me ha parecido interesantísima la entrada y coincido ampliamente con lo que plantea y denuncia.
Un saludo.

jabibi dijo...

Propongo llamar a los hasta ahora llamados Servicios de Salud Mental: Servicios de Salud Social cuya alta mision sera la promocion de la paz vecinal y la buena imagen de los ciudadanos y ciudadanas

orlando dijo...

apruebo la propuesta. por cierto el anonimo de arriba era yo, Orlando

Isabel C dijo...

Acabo de aterrizar y al ver el título del blog, he pensado que por razones obvias me interesaba muchísimo. Sin querer me he quedado en la última entrada, ésta. Me ha parecido mucho más que buenísima, Orlando.

Aunque volveré en otro rato, no voy a irme hoy sin dejar de decir que más ilegítimos - por llamarlos de alguna forma - que los interesados desde arriba los hay, con otras maneras más perversas y maquiavélicas ¡por supuesto! que se merecen otro nombre.

Os acordáis de aquel Vallejo Nájera, que hablaba de la inferioridad mental de marxistas y mujeres y la fealdad de "los rojos" o del primer López Ibor que decía que la curación de los republicanos pasaba por su recristianización?,

Dejo información de un primo de éstos, que ahora - en la España actual -, con certificados oficiales médicos falsos, emitidos por la espalda, "castiga", con internamiento psiquiátrico en clínica privada donde puede hacer lo que quiera (con "saca de madrugada" incluida), a quienes no se le someten, porque creo que hay que conocerlo.

La gente tiene que saber que se sigue dando "el paseíllo" porque hay "firmas" que aunque sean de clásicos impostores, en determinados juzgados, sirven.

http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com/2010/10/enrique-rojas-montes-documentos-basicos.html

Y en este nuestro país, da lo mismo que los de arriba lo sepan,

http://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Rojas (al final del art, doc. de 3 págs., la pag. 2 es la más interesante),

Aunque toda la biografía de este sujeto es interesante para aprender a forrarse,

http://librosenriquerojas.blogspot.com/2009/09/biografia-documentada-de-enrique-rojas.html

(los enlaces son un poquillo largos y se cortarán, no sé dejarlos mejor, lo siento).